¿Debes enviar a exámenes a tus trabajadores y no sabes por donde empezar? Conoce como hacerlo desde hoy

Un profesiograma es un documento que sirve para determinar los exámenes que se deben realizar a los trabajadores con el fin de identificar de forma temprana alteraciones del estado de salud que pueden afectar su capacidad laboral o progresar a una enfermedad. Es por esto que el profesiograma es uno de los documentos necesarios para prevenir la ocurrencia de accidentes o enfermedades laborales.

Un trabajador que realiza actividades como auxiliar de archivo en una oficina con tareas de organización, foliación y digitación no está expuesto a los mismos riesgos que uno que haga tareas en bodega que requieran trabajo en alturas.  Para el primer caso un examen médico con revisión osteomuscular y visual podría ser suficiente; sin embargo, en el segundo caso es necesario realizar exámenes que puedan certificar la realización de tareas de alto riesgo como lo es el trabajo en alturas.

El profesional más idóneo para diseñar el profesiograma es un médico laboral; sin embargo, hay decisiones que puedes empezar a tomar desde hoy. Lo primero que se debe hacer es contar con un listado actualizado de los cargos de la empresa y desarrollar los perfiles de cargo de cada uno. Esta información permitirá conocer que actividades realiza cada trabajador y establecer las tareas que son rutinarias y cuáles no. Una vez teniendo clara las actividades, se debe validar con la matriz de peligros los riesgos a los que se expone el trabajador durante su actividad y establecer si el peligro está asociado con algún evento de salud en el trabajador que pueda generar una enfermedad o un accidente.

Pongamos el ejemplo de un trabajador que desarrolla actividades de digitación en una oficina cuyas actividades incluyen la revisión de correos, atención de llamadas telefónicas, generación de informes y foliado de documentos. Para este cargo se tendría una matriz de peligros en la cual, siguiendo las categorías de la GTC 45, el trabajador podría estar expuesto a riesgo biomecánico por movimientos repetitivos, postura estática, diseño del puesto de trabajo, riesgo físico por iluminación, y riesgo psicosocial por el contenido de la tarea.  Con esta información se contaría con los elementos suficientes para definir los exámenes basicos a realizar: la evaluación médica ocupacional con énfasis en la evaluación osteomuscular y una revisión visual (optometría o visiometría).

Si este mismo trabajador desarrollara sus actividades administrativas en una fábrica en donde exista exposición a ruido en el ambiente laboral y el nivel de exposición supere los 85 dB, es necesario monitorear la capacidad auditiva del trabajador a través de una audiometría.

Muchos riesgos pueden ser monitoreados a través de exámenes de laboratorio o paraclínicos que complementan la información que se obtiene en el examen médico. Dentro de estos exámenes podemos encontrar la optometría o visiometría, audiometría, espirometría, exámenes de laboratorio, electrocardiograma, entre otros. Si quieres conocer más sobre los riesgos cuya exposición se puede monitorear a traves de exámenes complementarios, no te pierdas este artículo

Este análisis brindaría una información de guía para poder iniciar la programación de sus exámenes médicos ocupacionales. Recuerde, si los riesgos de su empresa son altos, es mejor que busque la asesoría de un médico laboral para que no se pase ningún monitoreo por alto.


Si deseas contactar un médico laboral no dejes de visitar www.asesoriasocupacionales.com

Deja un comentario