Prevenir accidentes y enfermedades laborales mejora la productividad y calidad de vida